La moda femenina mexicana esta más que nunca influenciada por el mundo del porno

La moda femenina, desde hace 4 o 5 años está totalmente ligada al movimiento sexual que se está viviendo en el planeta.

Las mujeres no se preocupan ahora de si algo les sienta bien o mal, se preocupan de gustar, atraer y poner “cachondo” a los hombres o a las mujeres en caso de las lesbianas.

El porno mexicano tiene gran parte de culpa en esto.

Nunca antes se habia conseguido ver porno mexicano por internet como hoy en día.  Más de 300 actrices porno del pais mexicano se dan cita en Internet mostrando su vestimenta y sus atributos para el deleite de todos nosotros…

Se creía que las barreras del porno se centraban meramente en la satisfacción sexual propia que conseguimos con la masturbación… pero ahora nos damos cuenta que ha llegado incluso a influenciar las tendencias de moda. 

Las colegialas; el fetiche que vuelve loco a los hombres.

Según un estudio realizado por la universidad de monterrey, más de 30.000 hombres al día  se masturban viendo porno en su móvil relacionado con colegialas.

¿Qué es el porno de colegialas?

Chicas disfrazadas de estudiantes que practican sexo con su profesor en la mayoría de los casos. Todo esto dentro de un contexto ficticio ya que nadie en su sano juicio grabaría como penetra a su alumna diariamente en una escuela.

Ejemplos de famosas influenciadas por esta nueva moda-porno.

El primer caso lo encontramos en Kim Kardashian, una de las famosas más sexy del planeta según los americanos. Claramente vemos como su vestimenta y maquillaje es propio de una película porno.

kim kardashian porno

En segundo lugar encontramos a Shakira, la joven colombiana que más de una vez se la ha visto con atuendos muy sexys, de fabricación mexicana. Estos mismos atuendos son los que llevan las actrices porno de nuestro pais.

Un ejemplo de celebritie que abiertamente reconoce que se dedica al mundo del porno es la actriz Katya Rodriguez. Una influencer con más de 600.000 seguidores por todo el mundo, la cual pregona que la moda ahora está totalmente ligada al buen porno cinematográfico.